VISTE TU MARCA CON MEMORABILIDAD

asesoria-de-imagen-nogalu-luisa-nogal-conocenos

Recuerdo que cuando era niña jugaba caracterizando a la gente de acuerdo a lo que la persona me transmitía, y eso no solamente incluía su actitud, movimientos y tonos de voz, sino también lo que  llevaba puesto. Y es que para nadie es un secreto que la moda o el vestuario que usamos, cuenta historias. Si alguien va vestido de camiseta, blue jean, cabello recogido y tenis, tal vez deduces que es una persona práctica, que no se complica, le gusta la comodidad ante todo o simplemente salió de afán. Si ves a alguien con una blusa de encaje y una falda color pastel, tal vez concluyes que es de personalidad inocente, dulce, delicada y le gustan los detalles; o seguramente si ves a un hombre usando traje de saco y corbata, asumes que tiene un trabajo en el cual requiere proyectar confianza, seriedad y seguridad.

Y es que precisamente la moda cuenta quiénes somos o quiénes queremos ser; y no necesariamente tiene que ver con la marca de zapatos, el precio de la chaqueta o si ésta fue comprada en New York, París, Milán, una calle de diseñador o en un Outlet.

Una misma prenda puede expresar diferentes personalidades según la manera en que se use, ya sea suelta, remangada, por fuera, por dentro, con blazer, saco, jean o pantalón; como pasa con esta camisa blanca:

asesoria-de-imagen-nogalu-luisa-nogal-conocenos

 

Lo mismo pasa en el ámbito laboral, las marcas tienen personalidad, y una forma de expresarla tiene que ver con el tipo de uniforme y la manera en que se lleva puesto. Su diseño, sus colores, sus texturas deben ser acordes a los rasgos que la identifican y diferencian; en conjunto deben ayudar a hacernos un imaginario coherente sobre su propuesta de valor y su propósito. No es para nada absurdo pensar que la apariencia de un empleado puede llegar a ser un factor determinante  en la decisión de compra

Elegir el uniforme de una empresa es tan importante como elegir un buen equipo de trabajo, un buen empaque de producto o unas buenas oficinas, porque a la larga todos estos factores van a trabajar juntos para que sus clientes se lleven la mejor imagen de su compañía de una manera memorable.

´Nunca hay una segunda oportunidad para causar una buena impresión` -Oscar Wilde-

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *